Content

10 comentarios

Queimada para hoy

Los medios se llenan de referencias a Halloween estos días. Calabazas, disfraces, niños. Yo este año sólo pienso en hacer una queimada.

Hace muchos años fui con mi amiga Krys y su madre a una fiesta con tintes esotéricos en la que un druida  (ya, ya) hizo este caldo encantado en un súper caldero para todos los asistentes. Muchos estaréis alucinando como yo cuando se hizo el silencio y empezó a echar ingredientes mientras recitaba el conjuro para librarnos de los malos espíritus. Al principio, el miedo a lo desconocido y la parafernalia mística me hicieron sentir incómoda; justo cuando decidía si aquello me gustaba o no, empezó la magia. El crepitar del fuego al compás de los versos produjo el encantamiento, pues encantadas quedamos con el espectáculo y con ese brebaje que verdaderamente parece purificarte por dentro (el orujo calentito es lo que tiene) .

Las fotos que os pongo son de una queimada buenísima que nos hizo Moncho, el flamante recién estrenado marido de Krys, en otra ocasión.






El conjuro dice:

Mouchos, coruxas, sapos e bruxas.
Demos, trasgos e diaños, espíritos das nevoadas veigas.
Corvos, pintigas e meigas, feitizos das menciñeiras.
Podres cañotas furadas, fogar dos vermes e alimañas.
Lume das Santas Compañas, mal de ollo, negros meigallos, cheiro dos mortos, tronos e raios.
Oubeo do can, pregón da morte, fociño do sátiro e pé do coello.
Pecadora lingua da mala muller casada cun home vello.
Averno de Satán e Belcebú, lume dos cadáveres ardentes, corpos mutilados dos indecentes, peidos dos infernais cus, ruxido da mar embravecida.
Barriga inútil da muller solteira, falar dos gatos que andan á xaneira, guedella porca da cabra mal parida.
Con este cullerón levantarei as chamas deste lume que asemella ao do inferno, e fuxirán as bruxas a cabalo das súas escobas, índose bañar na praia das areas gordas.
¡Oíde, oíde! os ruxidos que dan as que non poden deixar de queimarse no augardente, quedando así purificadas.
E cando esta queimada baixe polas nosas gorxas, quedaremos libres dos males da nosa alma e de todo embruxamento.
Forzas do ar, terra, mar e lume, a vos fago esta chamada: si e verdade que tendes mais poder que a humana xente, aquí e agora, facede cos espíritos dos amigos que estan fora, participen con nos desta queimada. 





En castellano:
Buhos, lechuzas, sapos y brujas.
Demonios maléficos y diablos, espíritus de las nevadas vegas.
Cuervos, salamandras y meigas, hechizos de las curanderas.
Podridas cañas agujereadas, hogar de gusanos y de alimañas.
Fuego de las almas en pena, mal de ojo, negros hechizos, olor de los muertos, truenos y rayos.
Ladrido del perro, anuncio de la muerte; hocico del sátiro y pie del conejo.
Pecadora lengua de la mala mujer casada con un hombre viejo.
Infierno de Satán y Belcebú, fuego de los cadáveres en llamas, cuerpos mutilados de los indecentes, pedos de los infernales culos, rugido de la mar embravecida.
Vientre inútil de la mujer soltera, maullar de los gatos en celo, pelo malo y sucio de la cabra mal parida.
Con este cazo levantaré las llamas de este fuego que se asemeja al del infierno, y huirán las brujas a caballo de sus escobas, yéndose a bañar a la playa de las arenas gordas.
¡Oíd, oíd! los rugidos que dan las que no pueden dejar de quemarse en el aguardiente quedando así purificadas.
Y cuando esta queimada baje por nuestras gargantas, quedaremos libres de los males de nuestra alma y de todo embrujamiento.
Fuerzas del aire, tierra, mar y fuego, a vosotros hago esta llamada: si es verdad que tenéis más poder que la humana gente, aquí y ahora, haced que los espíritus de los amigos que están fuera, participen con nosotros de esta queimada.




La receta, según los puristas:

- Aguardiente (un litro)
- Azúcar (100 gramos)
- La mondadura de un limón 

Se echan los tres ingredientes en un recipiente de barro y se enciende el cucharón, que previamente se habrá mojado sólo con aguardiente. Se remueve constantemente sin tocar con la cuchara el fondo del pote. Y ya sólo admirar la llama mientras se consume el alcohol. No dejar que se consuma del todo. La queimada ha de estar un poco fuerte, ¡tiene que "purificar"!


Lo celebréis como lo celebréis, hacedlo con el espíritu de los personajes de Tim Burton. Sus películas las protagonizan muertos que están más vivos que los propios vivos, y personas vivas carentes de toda vida. 


Así que hoy, que despedimos a una compañera de trabajo que ha exprimido su existencia lo que le han dejado; hoy, que me pregunto por enésima vez qué pasa este año que se va tanta gente, no me apetece disfrazarme de nada, sino comprar aguardiente y pedir bien fuerte eso de que "los espíritus de los amigos que están fuera participen con nosotros de esta queimada".

Feliz Halloween, feliz puente o feliz miércoles, según corresponda. :)



Más »
9 comentarios

Rasca y gana

Ando algo alicaída y  el otoño, sucesión de días grises, puede tener algo que ver. También el mundo blog, en el que cada vez es más difícil encontrarse algo original y que transmite una idea falsa de la realidad. Cuando estás bajo de moral puede ser contraproducente ver tanto "colorín". Parece que todas los blogueras tenemos vidas de ensueño. Recuerdo que no hace mucho, quizá una o dos semanas, Ingrid de More than chic (obligada lectura), me hacía un comentario del tipo "qué vida tan divertida, Laura!"

Pues no. También hay días grises para las responsables de "blogs de cosas bonitas".

Lo importante es saber hacerlos frente y sonreír son ganas para acabar haciéndolo de verdad. Que no hay días malos si no queremos.

Aprovecho esta filosofía punsetiana para enseñaros cómo hacer un "rasca y gana", que he aprendido en la bitácora de Encarna Domínguez.

Es bien fácil.

Necesitaréis:

- una cartulina para la respuesta del "rasca"
- otra encima pegada y con el espacio hueco del "rasca"  


- Antes de pegar la cartulina de arriba, pegamos adhesivo de forrar libros o celo sobre el texto que se descubre al rascar.

- Entonces lo pintamos con una mezcla de fairy y pintura acrílica (hablan de una y dos partes, respectivamente, yo lo hago a ojo, a mi estilo).


- Esperamos a que se seque
- Rascamos a placer con una monedita



 Para las que tenéis niños o para dar un regalo puede ser una idea divertida.

Pues eso, haceos un finde espectacular!!!


PD: Un achuchón fuerte para Paula y Paco, que están en capilla y me imagino que andarán con muchos nervios. Nos vemos dentro de poco!

Más »
6 comentarios

C+R

Como os adelanté,  la boda de Cristina y Ramón giraba alrededor del vino. Por eso, cuando mi amiga me pidió que le ayudara con los meseros y demás lo primero que pensé fue que había que hacer un logo. Le presenté varios diseños y se quedaron con éste:


Lo utilizamos en las tarjetas con las que acompañaron su primer regalo general (las galletas con formas de novios que reposaban en los platos de todos y cada uno de los invitados)

Y en la bienvenida que dejaron en cada habitación de hotel ocupada por sus familiares y/o amigos de fuera de Galicia.



Junto al librito de bienvenida con direcciones de interés, había un paraguas.


Intentamos que toda la gráfica se adecuara al espacio donde tenía lugar el banquete, tan moderno y rústico a la vez. Cada mesa llevaba el nombre de un tipo de uva. Para el protocolo, compusimos un bodegón con botellas, cada una con una etiqueta que indicaba los comensales que iban en esa mesa.

                               

Para hacer las letras "C+R", me volví loca y compré ¡600 tapones de corcho! Y ojito, que el mundo del tapón para embotellar no es moco de pavo. que si natural, que si colmatado... Iba a claudicar cuando hablé con una mujer encantadora que me explicó  -tras alucinar cuando le conté el propósito de mi pedido- que les iba a dar un baño de noséqué para que estuvieran suaves.


Por si os animáis, los 600 tapones me costaron 50 euros (me hice con 3 bolsas de 200), y sólo requiere:

- Maña (en cantidad mínima)
- Paciencia (varias dosis)
- Cola blanca
- Cartón pluma o normal

Sobre el cartón se dibujan las letras. Como soy autodidacta, he aprendido por ensayo/error. Si os fijáis en la "C", se ve la base y no queda bien. Tuve que recortarla después con un cutter y no fue muy fácil. Para la "R" estuve más avispada y la hice de manera que quedara por la mitad de los tapones de fuera. En realidad, el cartón facilita la tarea a la hora de pegar, uno a uno, cada tapón, pero luego no hace mucha falta.  Igual podéis prescindir de él. Las letras resultan compactas pero ligerísimas, estos taponcillos no pesan nada!

Aún tengo como 250 unidades, no se gastan los jodíos, y yo calculo fatal! ;)

Como me sobraban, me lié a hacer imanes con los nombres de los novios y la fecha de la boda, que expusimos junto al libro de firmas:



No os he puesto uno que haya quedado muy bien, pero es que me lo he encontrado en el coche y es el que tengo a mano. 

Esto es más fácil todavía. Sólo hay que pegar el imán por el reverso. Pesan tan poquito que no hace falta que sea muy grande.

En cuanto al libro de firmas, Krys y Moncho no querían salir aparecer ellos, pero tenían muy claro lo que querían. 

                                         





Seguimos con regalos:

A los hombres, un set de vino (sacacorchos, limpiagotas y tapón). Para nosotras, un juego de café y un alfiler.


Ya en el baile, nos sorprendieron con chapas de lo más divertidas y los gorros y pelucas que se llevan tanto ahora de gomaespuma. Son muy graciosos y nos os imagináis el éxito que tuvieron.

                         

Podría seguir contando cosas, pero se iba hacer el post interminable, así que prefiero ir terminando. Aquí me veis poniéndole la liga que le regalé yo y la que le prestó su amiga Beatriz Chillón.


A Nacho y a mí nos encantan las bodas porque estamos ahí en primera fila, somos casi los únicos que vemos las caras de los novios al dar su consentimiento, estamos a las 6 menos cuarto con la novia y su madre sofocando el fuego de los nervios de última hora... 



Pero es que ésta encima era la boda de mi amiga.

Más »
8 comentarios

La mañana después

Estamos importando a una velocidad de vértigo, como sino hubiera mañana, muchas americanadas (nos gustan, pero lo son) como los "cakes", con todos sus prefijos y sufijos (cupcakes, cakepops...), así como los banderines, marcasitios y demás elementos decorativos para nuestras fiestas, con un marcado estilo "hágalo usted mismo".  Ellos maman la cultura del espectáculo y está presente en todo lo que hacen. Así que lo próximo que haremos por aquí, tras el fotógrafo en la sala de partos, será el reportaje de la mañana siguiente

Puede decirse que es una variación de las sesiones boudoir, en las que las novias posan seductoras antes de ponerse el vestido el gran día. También se lleva mucho allende los mares hacerse el reportaje un tiempo antes y regalárselo al novio el mismo día "B", mientras se está vistiendo, y si hay un cámara allí para captar su reacción mejor que mejor.


Alecia Hoyt




El término francés para designar este tipo de imágenes significa "tocador", y ahí, en la habitación, es donde se captura a la novia en unas instantáneas radicalmente opuestas a las que estamos acostumbrados.

Bueno, pues desde hace unos tres años, algunos fotógrafos, como Michelle Jonné, se dedican a retratar a los recién casados la mañana después (a Dios gracias no la noche de bodas), para plasmar otro tipo de recuerdo alejado del lado más sensiblero de la celebración del matrimonio.







Qué no verán nuestros ojos.

¿Qué os parece? ¿Os animaríais? 


¡Feliz fin de semana!

Más »
5 comentarios

Boda en Galicia

Los que me seguís sabéis que este puente he estado en Galicia. Se casaba una de mis más íntimas amigas, alguien con quien he crecido y compartido los más variopintos momentos; un testigo de excepción de mi vida, una confidente, un pilar. Una persona con la que me divierto muchísimo y en la que hallo consuelo o consejo, una compañera de aventuras. Espero que nos queden muchas más.

Como siempre que quiero hacer foto y/o vídeo en la boda de alguien querido que contrata a otras personas para que yo pueda disfrutar como cualquier otro invitado, constato que no se pueden ser las dos cosas a la vez, reportera e invitada. Y en esta ocasión no luché contra los elementos, sino que me dije "se te casa Krys, disfruta". Y vaya si lo hice, ahí en primera fila -gracias, gracias-, desde la peluquería hasta el final de la fiesta pasando por los nervios de sólo tengo tres cuartos de hora para vestirme, hacerme un par de fotos y salir pitando.



También estuvimos tomando una cervecita con el novio, y presenciando la curiosa costumbre de llevar a los novios el regalo a su casa los días previos y hasta horas antes de la ceremonia. Y, por eso, en ambas casas, había algo de picoteo para recibir a los invitados. Eso sí ¡no conseguimos que el novio se vistiera para las fotos!

Que no es que sea mi amiga del alma, es que la tía iba guapa, guapa. Vamos, que el coche, por muy bonito que fuera lo era más porque la llevaba de atrezzo.



La enorme y única rosa blanca en que consistía el ramo se la regaló a nuestra amiga Bea, a quien nos empeñamos en casar, aunque ella se resista. ;)

Como bodorrio que fue, la preciosa novia fue escoltada por toda una tropa de damas y pajes de varias edades. Nada más y nada menos que 9, entre los que destacaban un chulapo y una gallega graciosísimos Y el mejor el pequeño Nacho, que era el portador de los anillos, y menos mal que iban atados porque sus dos traviesos años le pusieron al asunto mucha emoción.

Una vez dentro de la iglesia, el sacerdote da paso a Krys que nos da una bienvenida. Primera lágrima, segunda, tercera... Torrente.

Ya no paré hasta el final, agravándose el tema con cada canción en directo: que si el Hallelujah de Shrek, que si el I can't help falling in love with you del Rey... ¡¡¡Venga, tía, tú querías matarme!!!  ;)

Os juro que no había manera de no llorar, ¿verdad, Marta? ;)

Fue una ceremonia preciosísisisisiisisiisisma. El cura, increíble, aconsejándoles a los novios que ahora "el cacho más grande de su corazón fuera para el otro" y "que no fueran cagaos". Grande, grandísimo. No me despisté ni una vez. Nada de blablablá o bleblebé. No. Sólo lo justo y necesario, nunca mejor dicho. Este chico así convence a cualquiera de lo que sea. 

En otro orden de cosas, la novia lució la pulsera que le regalamos en su despedida.

Lo que les esperaba a la salida no era una lluvia de pétalos y arroz, no, era un tormentón. Y no os imagináis sus cara cuando de repente alguien les echó un paquete de arroz enterito a cada uno, que les pilló de sorpresa. Eso no se hace, pobrecillos, debieron encontrarse granos hasta en el alma.


Esta boda da para varias entradas, por la cantidad de detalles, así que ya os contaré más despacio. 

La cuestión es que el protocolo no lo vio casi nadie. Todas las horas que hemos pasado pegando tapones e ideando la forma de presentar las mesas e indicar a cada invitado su sitio se fueron al traste cuando lo dejaron por error en la más absoluta oscuridad.

La temática alrededor de la cual giraba todo era el vino. Así que se me ocurrió que los meseros podían ser tipos de uva y cada mesa una botella, en cuya etiqueta irían los nombres de los respectivos comensales.

El clima, pese a que las clarisas hicieron su trabajo y no llovió en los momentos cumbres, no acompañaba para un cóctel al aire libre y habilitaron un salón. Quizá fue también por el elevado número de invitados. La cuestión es que no se cambió el protocolo de sitio, quedándose en un lugar a oscuras en medio de la nada. Sólo lo encontraron los niños, y cuando Nacho me dijo que se estaban tirando los unos a los otros las letras que hicimos con los tapones de corcho... grrr!

Ya os avisé de lo que pasó en mi boda, bueno, pues de nuevo os recomiendo muuuuuuuuuucha atención si vais a poner detalles de este tipo donde celebréis vuestro matrimonio. La verdad es que toda esta profusión de elementos decorativos a lo americano está calando hondo y se están extendiendo velozmente, pero lo cierto es que los lugares de bodas aún se están poniendo al día en su mayoría, y te miran con cara rara cuando dices quiero hacer esto así o poner aquí lo otro.  (Con todo y con eso, María fue paciente y colaboró un montón).

Eso sí, yo lo siento terriblemente por la novia y por mí que nos molestamos en idear todo eso para que no lo viera nadie, si bien el A Toxeiriña es un sitio espectacular por sí mismo, y los invitados quedaron encantados pese a tener que buscar su nombre en las listas de toda la vida.

Los recién casados nos obsequiaron con tantos regalos que dudábamos si era 13 de octubre o 6 de enero pero, como os digo, dedicaré otro post a esta boda. 

Por fin llegó la hora de los postres y pudimos ponerles el vídeo sorpresa que hemos preparado su familia y amigos.
No daban crédito. Salíamos cantando y bailando en plan "lip dub", pero ¡dentro de su casa! Aprovechando uno de tantos fines de semana que han viajado a Galicia para prepararlo todo, nos colamos en su cama, nos lavamos los dientes con sus cepillos y nos bebimos su vino. Obviamente, llevamos nuestros propios utensilios para dar el cambiazo. Lo pasamos genial asaltando su nidito y qué tensión colocándolo todo para que no se dieran cuenta de que alguien había entrado. 

Además del asalto, aparecíamos en lugares con carga sentimental para ellos, como el cole o las casas de sus padres. Una manera de hacer algo emotivo ¡pero bien divertido!



Entonces bailaron y empezó la fiesta. Y nos dieron las tantas.










Y se pasó. :(

Qué rápido se pasa todo. ¡Disfrutad de cada momento!
Más »

Apunta tu mail y te lo mando

Archivo del blog

Peripecia García. Con la tecnología de Blogger.

Más en

Siguenos en Facebook

365 días esperando

Followers

Translate

No dejéis de visitarme. ¡Tengo más sillas!